El animal fue arrojado vivo desde varios metros de altura y aunque cayó en una pileta, su cuerpo no soportó el impacto.

Para algunos, podía resultar una obviedad pero aún así, no deja de provocar dolor e indignación la muerte del chancho del video. Según explicó el Doctor Romero en ‘Nosotros a la mañana’, “el animal murió como producto del impacto de su cuerpo en el agua”.

El susto de la caída más el golpe del agua, causaron el triste desenlace y empeoró las cosas para Federico Álvarez Castillo. Si bien el empresario y su mujer (la modelo Lara Bernasconi) se desligaron completamente del episodio y se definieron como ‘víctimas de un ataque’, la ubicación de la cámara que registra la caída y las risas de fondo sembraron muchísimas dudas.

Ahora se espera que la Justicia uruguaya intervenga en este caso (ocurrido en Punta del Este) que según las leyes vigentes, podría implicar una condena de hasta 1 año de prisión.

Fuente: Noticias Ambientales

Asuntos Verdes