Los bomberos advierten los graves riesgos de las fuertes lluvias ante los incendios de Australia

Tras muchos días de un verdadero infierno a causa de los fuertes incendios, el pronóstico de lluvia para la mayor parte de Nueva Gales del Sur esta semana es un alivio para los bomberos que han estado al frente a las llamas en los últimos dos meses y medio.

Pero, esta buena noticia también implica una preocupación por el riesgo de que las tormentas eléctricas puedan provocar nuevos incendios.

La Oficina de Meteorología espera lluvias significativas para la mayor parte del estado y se espera que duren hasta el fin de semana.

Se pronostica lluvia en las partes del estado más afectadas por los incendios forestales en las últimas semanas, también en las montañas nevadas y en la costa sur.

«Estamos viendo un par de días seguidos de algunas lluvias y tormentas eléctricas, algunas de las cuales pueden producir una acumulación significativa», dijo la meteoróloga Gabrielle Woodhouse.

Gabrielle añadió que, aunque la lluvia sería bienvenida en los terrenos del incendio, también puede traer algunos peligros sobre las extensiones de tierra afectadas por el fuego.

«Hemos perdido muchas vegetaciones y existe el riesgo de que se produzcan derrumbes«, dijo Gabrielle.

El Departamento de Defensa dijo que usarían condiciones favorables en los próximos días para crear un cortafuegos en la región de las Montañas Nevadas.

Más de 1.200 de esas casas se han incendiado desde la víspera de Año Nuevo, millones de animales perdieron sus hogares y sus vidas, realmente es muy lamentable esta situación.

La lluvia es como una luz al final del túnel que llena de esperanza a los bomberos y voluntarios exhaustos, y a la población en general, pero el aguacero podría ser tan fuerte que puede causar grandes desplazamientos de tierra.

El pronóstico del tiempo de esta semana predice fuertes lluvias en Nueva Gales del Sur y lluvia en Victoria, pero no se cumpliría esta predicción en la Isla Canguro.

El Servicio de Bomberos Rural del estado compartió en Twitter el mapa publicado por la Oficina de Meteorología diciendo que de cumplirse el pronóstico sería un regalo de Navidad.

“Si este pronóstico de lluvia se cumple, será nuestro regalo de Navidad, cumpleaños, compromiso, aniversario, boda y graduación, todo en uno. A cruzar los dedos”.

A pesar de que los meteorólogos advirtieron que la lluvia podría ser tan fuerte que podría causar deslizamientos de tierra, los equipos aprovecharán las condiciones de relajación para establecer y fortalecer las líneas de contención en unos 40 incendios forestales que aún no están controlados.

El mapa del tiempo muestra cómo se pronostica lluvia en gran parte de Australia en los próximos días. La lluvia es bienvenida, pero no es suficiente para apagar por completo todos los incendios.

Las autoridades advierten que no pueden bajar la guardia porque la temporada de incendios estaba lejos de terminar, todavía hay muchos bosques que no han sido alcanzados por el fuego y mucho verano por recorrer

A pesar del respiro, las temperaturas oscilan los 30 °C y los vientos todavía son fuertes, lo que significa que el peligro persiste y los incendios no muestran signos de aplacarse.

Las autoridades recomiendan que cada persona controle su entorno local y tenga en cuenta que las condiciones de incendio están cambiando constantemente durante el día.

Comparte esta noticia, celebramos que la lluvia llegue a estas zonas y esperamos que finalmente los incendios puedan ser controlados.

Fuente: Viralistas
Asuntos Verdes

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Síguenos en Facebook