Joya de Zanzíbar o Zamioculca.
Joya de Zanzíbar o Zamioculca. Imagen: Sharaf Maksumov Shutterstock

Una planta fácil de cultivar y muy bella desde el punto de vista estético. Descubramos las particularidades y necesidades de la Joya de Zanzíbar.

En muchos sentidos, la zamioculca o Joya de Zanzíbar (Zamioculcas zamiifolia) es la planta de interior ideal: crece muy lentamente, es resistente, fácil de cultivar, necesita poco cuidado y es resistente a las plagas. Además de todos estos aspectos positivos relacionados con el cuidado de la planta, también es muy bella desde el punto de vista estético.

Es una planta siempre verde cultivada por sus hojas y no por sus flores. Con un ancho y alto de hasta 60 cm a partir de un rizoma subterráneo grueso y carnoso que se parece un poco a una patata y almacena agua.

Una corona de hojas brillantes, gruesas, parecidas a helechos, se enrosca en la base, apuntando suavemente hacia afuera. Cada hoja, de 60 cm de largo, es un compuesto formado por seis u ocho pares de hojas lisas, brillantes y de color verde oscuro. Las hojas son tan robustas que parecen casi falsas tanto a la vista como al tacto, pero dan a la planta un toque artístico y escultórico, que mejora aún más su aspecto.

Es muy raro que el capullo de Zanzíbar florezca en un espacio cerrado, pero cuando lo haga, notará una pequeña espiral en forma de embudo de color amarillo verdoso que envuelve un espádice en forma de dedo y está cubierto de diminutas flores. La inflorescencia parece emerger directamente del suelo en la base de la planta.

Una vez fertilizadas, las flores femeninas cerca de la base del espádice producen bayas.

Esta planta es tóxica tanto para los humanos como para los animales y debe ser colocada en un lugar de difícil acceso. Sus tejidos contienen cristales de oxalato de calcio que, si se ingiere, penetran en los tejidos blandos de los labios, la garganta y la lengua causando hinchazón dolorosa, salivación excesiva y vómitos. Si sospecha que una persona o un animal ha tragado partes de esta planta, o si una persona o un animal tiene síntomas graves como dificultades respiratorias, llame inmediatamente a emergencias, al centro de control de intoxicaciones o a su veterinario.

Condiciones ambientales óptimas.

  • Luz media. Lo ideal es una luz intensa pero filtrada. También puede tolerar la luz pobre de una ventana que da al norte, pero crece más exuberante con una luz más intensa. Sin embargo, no puede tolerar la exposición directa a la luz solar, que quema sus hojas.
  • Temperatura moderada. 20-25°C de día y 15-20°C de noche.
  • Riego abundante. Riegue siempre que la superficie del suelo esté seca a una profundidad de 5 cm.
  • Humedad. Esta planta resiste muy bien el aire seco.
  • Suelo: Orgánico, específico de cactus, de buena calidad y muy drenante, contiene abono orgánico, hongos micorrícicos y otros microorganismos benéficos. Puede crear su propia mezcla combinando 1 parte de arena con 3 partes de tierra orgánica universal para plantas en maceta.
  • Fertilizante. Orgánico, en polvo o líquido, con un contenido de nitrógeno superior al del fósforo y el potasio. Aplique la mitad de la dosis recomendada cada tres meses.
  • Transplante. Cuando su planta necesite ser trasplantada, transfiérala a un contenedor con un diámetro de 5 cm más grande que el actual.
  • Propagación. Se propaga fácilmente por división y por esquejes foliares.

Problemas más comunes.

Amarillamiento foliar y pudrición de las raíces.



Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Sumario

Joya de Zanzíbar: la planta ideal para apartamentos

Título

Joya de Zanzíbar: la planta ideal para apartamentos

Descripción

Una planta fácil de cultivar y muy bella desde el punto de vista estético. Descubramos las particularidades y necesidades de la Joya de Zanzíbar.

Autor

Redacción

Web

EcoInventos



Comentarios

comentarios

Fuente: Ecoinventos
Asuntos Verdes