Hierbas Curativas y como Usarlas – Lavanda, Caléndula y Manzanilla

Hierbas Curativas y como Usarlas

Lo que más me gusta cultivar en el jardín son plantas medicinales y hierbas curativas. Me encanta cultivar mi propia comida, ¡pero cultivar hierbas curativas es aún más increíble!

¿Por qué cultivar hierbas curativas?

La respuesta obvia es:

¡Entonces puedo tener hierbas curativas naturales para tratar cualquier dolencia que pueda tener mi familia! Pero cultivar mi propia medicina es importante para mí por algunas razones adicionales:

  • La medicina convencional me ha fallado por problemas crónicos de salud. Pero, la medicina natural me ha ayudado a aliviar mis síntomas y abordar los problemas subyacentes.
  • ¡Los remedios herbales son caros de comprar!
  • Tengo control sobre los ingredientes que irán a mis remedios herbales.

Pero también hay otras razones para cultivar hierbas curativas:

Fácil de cultivar: Muchas son fáciles de cultivar, incluso para un novato en jardinería o alguien que cree que mataría un cactus.
Belleza: Me encanta mirar al jardín para ver hermosas flores mezcladas con mis verduras.
Se puede plantar con otras plantas: no es necesario dedicar un espacio para las hierbas, ya que crecen bien con otras plantas que no son medicinales propiamente (¡pero puedes hacerlo si eso te funciona mejor a ti!).
Control de plagas: Muchas hierbas ayudan a repeler los insectos «malos» y también sirven de cobijo a insectos «buenos».

Puedes ver lo beneficioso que puede ser cultivar tus propias hierbas curativas. Pero es fácil sentirse abrumado con tanta información sobre plantas medicinales y sus usos.

Mi consejo es que sea simple. Identifica algunas plantas curativas comunes que creas que se adaptarán a las necesidades de su familia y empieza por ahí. ¡Tomarse el tiempo para construir un botiquín casero es mejor que no hacerlo en absoluto!

Las mejores hierbas curativas y sus usos

Aunque podría agregar muchas otras plantas a base de hierbas a esta lista, estas son mis hierbas curativas imprescindibles. Son efectivos y versátiles, y sin mencionar que son hermosos. Cada una se ha ganado un lugar en mi jardín año tras año.

Lavanda

¡Es tan hermosa y fragante que no se puede evitar pasar las manos por él cuando crece! También es atractiva para los polinizadores y fácil de cultivar, por lo que es una planta excelente para los nuevos jardineros.

La lavanda es una hierba curativa muy poderosa. Estas son algunas de las formas en que se usa:

  • Dormir mejor y calmar la mente y el cuerpo.
  • Memoria mejorada
  • Ayuda a cerrar heridas

Cómo usarlo:

Infusionar brotes y hojas de lavanda en aceite (aceite de coco, aceite de aguacate, de oliva, de lino, etc.). Puedes hacerlo calentando suavemente el aceite y las hierbas durante unos 30 minutos o colocándolos al sol durante unos días. Un aceite infundido es una forma simple de preservar las propiedades medicinales de la hierba durante todo el año.

Nos gusta poner el aceite esencial de lavanda o aceite infundido en mis productos personales para el cuidado de la piel (como desodorante o lavado de cara). La lavanda es un aroma perfecto para cualquier cosa que uses por la noche.

Haz un ungüento curativo. Calienta suavemente el aceite de lavanda y la cera de abejas juntos. Deja enfriar en una lata o en una olla pequeña. Esto también se puede usar para hidratar la piel.

Caléndula

Esta hierba florece con el calendario (así es como obtuvo su nombre) y es una de mis opciones favoritas por su belleza y versatilidad. La caléndula tiene muchos beneficios, que incluyen los siguientes:

  • Reduce la hinchazón
  • Apoya al sistema inmune
  • Calma los calambres
  • Ayuda a la curación general de problemas en la piel

La caléndula es un ingrediente común en ungüentos curativos tanto para humanos como para ganado y mascotas.

Cómo usarlo:

Infundir caléndula en aceite y luego agregarlo a la cera de abejas para hacer un ungüento casero a base de hierbas. Frótalo en cortes y raspones en lugar de ungüentos antibacterianos.

¡Un té simple hecho con caléndula puede hacer mucho!

Los pétalos de caléndula también son maravillosas adiciones a una ensalada. ¡Alegrarán cualquier plato de verduras!

Manzanilla

La manzanilla es una hierba hermosa y fácil de cultivar para tener a mano. Es un té de sabor suave pero dulce que me encanta agregar a mi rotación diaria de té de hierbas. También tiene muchas propiedades medicinales. Los profesionales de la medicina tradicional han promocionado los beneficios de la manzanilla durante siglos. Y ahora, la ciencia también está saltando a bordo. La manzanilla puede:

  • Promueve la relajación y el sueño
  • Ayuda a regular el azúcar en sangre
  • Ayuda a calmar a un bebé quisquilloso
  • Calma la piel cuando está irritada por el eccema

La manzanilla es una hierba muy suave que es maravillosa para crear calma en una vida moderna agitada.

Cómo usarlo:

La manzanilla es una planta con un olor muy agradable y suave para hacer té y beber regularmente. Las delicadas cabezas de las flores se arrancan fácilmente de la planta y se secan para su uso posterior.

También se puede infundir manzanilla en aceite para hacer un ungüento a base de hierbas. Este ungüento será muy útil para la piel irritada.

Una infusión de manzanilla también funciona bien como un enjuague para el cabello. Enjuágate el pelo con una infusión de té de manzanilla, te aliviará la irritación del cuero cabelludo y aclara naturalmente el color del cabello.

Cuando se usa como tónico facial, una infusión de manzanilla aliviará el enrojecimiento y calmará la piel inflamada mientras minimiza las imperfecciones.

backhand index pointing downPUEDES GUARDARTE ESTE ARTICULO EN PINTERESTbackhand index pointing down

Fuente
Asuntos Verdes