Hasta cuándo el Festival de Jesús María en Córdoba será el emblema del maltrato animal y humano?

Hace menos de una semana, falleció un jinete de 40 años luego de ser aplastado por un caballo mientras participaba de la competencia de doma.

El Festival de Jesús María todavía no se había recuperado de la conmoción por la muerte del jinete Norberto Eric Cossutta cuando otros dos participantes se accidentaron y se encuentran grave.

Los episodios tuvieron lugar en la novena noche del campeonato de doma. Leonardo Javier Trevissan, de 38 años e integrante de la delegación de Entre Ríos, sufrió la fractura de cráneo y perforación de un pulmón. En tanto, el otro jinete en grave estado es Francisco Fabián Haacker, de Mendoza.

Mientras tanto organizaciones proteccionistas buscan derogar la ley que declara la jineteada como un deporte.

Es un Festival donde mueren jinetes, se sacrifican y lesionan caballos.

Muchos nos preguntamos: Cual es la diversión de este evento? Donde lo único que abunda es el dolor y la muerte.

La organización del festival emitió un comunicado para informar que Trevissan “ingresó a la Clínica Jesús María y luego fue trasladado a un sanatorio de la ciudad de Córdoba” debido a la gravedad de las lesiones. En el texto, también señalaron que Haacker quedó internado en el hospital de Jesús María, donde se le realizarían una serie de estudios para evaluar su estado.

Norberto Cossutta, el jinete que falleció días atrás

El hombre de 40 años murió durante la madrugada del último martes tras ser aplastado por un caballo mientras participaba de la competencia de doma.

Norberto Cossutta era cordobés, oriundo de Dean Funes, aunque estaba radicado en Catamarca. Era padre de un nene de 9 años y sea había preparado toda su vida para estar en el festival.

Fuente: Noticias Ambientales

Asuntos Verdes

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Síguenos en Facebook