Que la lección de vida que este ganso nos da, quede por siempre en nuestra memoria: siempre debemos elegir ayudar a los demás.

Es una realidad que los animales pueden sentir y lo vemos a diario con nuestras mascotas al punto de que entre ellas se llegan a querer, simplemente son seres de corazón puro.

Esta es la historia de un ganso que salvó a un pequeño cachorro del inclemente clima helado, un claro ejemplo de la empatía que sienten entre ellos.

En las imágenes se puede ver como usa su pico para acariciarle y que logre descansar bajo sus alas.

Se ve bastante cómodo al perrito bajo las alas del ganso.

Esto ocurrió en Norteamérica, durante la Navidad, el invierno es completamente frío y hasta cae nieve, motivo por el cuál muchos de estos pequeños animales son encontrados congelados y sin vida en las carreteras del país pero este cachorro puede seguir vivo gracias a las plumas del pato.

Al parecer el cachorro fue abandonado por su madre y encontró en las alas de este ganso un amigo que lo confortara.

Y a pesar de que La historia data al año 2017, en donde una persona que caminaba por las calles de Montana vio que un pequeño pato estaba temblando de frío pegado a un poste pero al acercase, se dio cuenta de que este animal abrazaba algo con mucha fuerza.

Con Información de:

https://lavozdeldespertar.com