Compártelo en tus redes

El aumento del nivel del mar es uno de los efectos más evidentes del cambio climático y ya se está pudiendo observar en grandes ciudades como Nueva York, islas canadienses bañadas por el Atlántico, países con tradición de defenderse de las aguas como Holanda o zonas de Senegal, donde ya hay desplazados climáticos.

Algunas ciudades y regiones del planeta ya se están viendo afectadas por el cambio climático y están tomando medidas para contrarestarlo ya que su avance es inminente y el tiempo corre, no precisamente a su favor.

Diques en Holanda

cambio climático, nivel del mar

cambio climático, nivel del mar

Holanda es una ciudad que se encuentra atravesada por grandes ríos como el Rin, el Mosa y el Escalda, y está protegida por una red de diques, ya que un 59% de su territorio sufre riesgo de inundación, un 26% está bajo el nivel del mar y un 29% se puede anegar si los ríos se desbordan. Si la temperatura continúa en aumento, al llegar a 2°C más, el Mar del Norte podría crecer entre uno y dos metros.

Esta importante subida supondría cerrar, tal vez de forma permanente, las barreras contra el mar. Entre las ideas barajadas hoy figura dejar una cierta entrada a las mareas para que los sedimentos refuercen la costa y mantener los diques marítimos y hacer más resistentes los diques fluviales. 

Para proteger los márgenes de los ríos se está pensando como estrategia rebajar el lecho fluvial en algunos tramos para que el cauce soporte más agua. O permitir inundaciones controladas en zonas de pasto. Ya está previsto reforzar la barrera que cierra el Mar del Sur con 75.000 bloques de cemento en el agua, de 6.500 kilos cada uno.

Desplazados en Senegal

Saint Louis es o “era” una bella ciudad de arquitectura colonial con unas 300 viviendas. En los últimos cinco años, ha sido amenazada por la subida del mar de toda África occidental, las casas han sido dañadas o destruidas por un océano que hace 50 años estaba a decenas de metros y que hoy está dentro de las casas.

En Goxu Bathe, se ha construido un dique de tres metros de altura que atraviesa la playa a lo largo de dos kilómetros, pero la población desconfía.

Tierra adentro, en Djougop, 580 personas recibieron hace poco tiempo las llaves de sus casas provisionales, luego de vivir más de tres años en unas tiendas en pésimas condiciones en Khar Yalla.

Son los primeros desplazados por la erosión costera que han sido realojados. El Banco Mundial prevé trasladar aquí a 10.000 personas, un ambicioso plan con un coste de 24,4 millones de euros.

Nueva York pone manos a la obra

cambio climático, nivel del mar

cambio climático, nivel del mar

La crecida que acompañó a la tormenta Sandy en 2012 dejó expuestos los puntos más vulnerables de la gran metropolis. A principios de año se presentó un plan urbanístico para proteger a la zona baja de Manhattan de las crecidas, que incluye entre otras medidas crear un dique de contención y expandir el terreno hacia el río en Wall Street, con un coste estimado de 10.000 millones de dólares (8.963,4 millones de euros). 

Los estudios científicos revelan que el 37% de la zona puede sufrir inundaciones en 2050 si se siguen acelerando los efectos del cambio climático. El nivel del mar subirá casi dos metros para 2100 y pese a los diques previstos y estrategias de control técnicas un 30% de la zona quedaría igualmente expuesta. 

Las islas en Canadá

El país se está calentando en promedio dos veces más que el resto del mundo y los pueblos indígenas son los principales afectados. Uno de los ejemplos más graves es la isla Lennox, en la provincia de la Isla del Príncipe Eduardo, donde viven unos 450 miembros de la nación Micmac. 

Dados los elevados costos de posibles estrategias para contener el ingreso de agua a la isla, la solución a mediano plazo será que sus pobladores se muden a zonas de la isla alejadas de las costas.

Ecoportal.net

Con información de:
https://www.foroambiental.net/
https://elpais.com/

Compártelo en tus redes

Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Fuente: EcoPortal