El volcán Taal, que se encuentra ubicado exactamente a unos 65 kilómetros de Manila, la ciudad capital de Filipinas, hizo erupción durante la jornada del lunes, provocando el alerta de los residentes de la zona que se vieron obligados a evacuar y a las compañías aéreas que debieron suspender sus vuelos con rutas cercanas al volcán ante una eventual posible “explosión”.

No obstante, si bien no se conocen daños extremos ni pérdidas fatales, lo cierto es que el fenómeno ha provocado una capa grisácea por toda la zona alrededor al volcán. Así fue como tanto objetos, animales y personas quedaron impregnadas de cenizas volcánicas.

Foto: AP / Aaron Favila
Foto: REUTERS / Eloisa Lopez
Foto: REUTERS / Eloisa Lopez
Foto: REUTERS / Adrian Portugal
Foto: REUTERS / Eloisa Lopez
Foto: REUTERS / Eloisa Lopez
Foto: REUTERS / Eloisa Lopez

Filipinas en alerta ante la erupción del volcán Taal: cancelaron vuelos por miedo a una pronta erupción “explosiva”

El pasado domingo 12 de enero, la ciudad capital de Manila, en Filipinas, amaneció en estado de alerta ante la explícita reacción de erupción del Volcán Taal, un volcán activo situado en la costa oeste de la isla de Luzón, a sólo unos 66 kilómetros de la ciudad.

Durante esas primeras veinticuatro horas, las autoridades oficiales del Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas ascendieron de manera abrupta el alerta de actividad de nivel 1 al nivel 4 -considerando una escala máxima hasta el nivel 5-. En efecto, para tal escenario se registraron intensificaciones en la actividad en el cráter y la presencia de una columna de humo de un kilómetro de altura.

Ante la posibilidad de riesgo en la población a partir de la expulsión de ceniza y vapor provenientes del volcán, se ha decidido la evacuación de al menos 6.000 habitantes de las zonas aledañas. Continuar leyendo…

Si quieres acceder a más contenido sobre viajes y medio ambiente, ¡síguenos en Instagram!

Fuente: Intriper
Asuntos Verdes