El mercado ecológico está en auge desde los últimos años. Cada vez más personas se interesan por esta nueva forma de hacer la compra más saludable. Sin embargo, el mercado ecológico aún sigue siendo minoritario respecto a la alimentación industrial. Principalmente, lo consume un público concreto —menores de 35 años— encabezado por los milennians.

A continuación, explicamos algunos consejos para aprender a elegir los alimentos ecológicos al hacer la compra.

1. Elegir empresas respetuosas con el medioambiente

En primer lugar, consumir alimentos que provengan de empresas sostenibles. Para ello, fíjate en el etiquetado y centra tu atención en saber el origen de sus productos.

2. Consumir productos locales y de temporada

El consumo de productos locales favorece la economía de un  lugar concreto. Así mismo, reduce costes. Estos productos son mucho más frescos y económicos que los que vienen de fuera.

Principalmente, se puede reducir el gasto energético y el impacto en el medioambiente al ahorrar en combustible y etiquetado de productos.

En el proceso de distribución se contaminará menos que con productos foráneos.

3. Consumir alimentos ecológicos

Los alimentos ecológicos son más naturales, ya que conservan sus propiedades. Es decir, en su fabricación no se utilizan sustancias químicas. También en su cultivo se respeta el medioambiente, ya que no se utilizan aerosoles.

Para saber cuáles son estos alimentos, basta con mirar la etiqueta. Así, podremos saber qué productos son más respetuosos con el medioambiente.

Recuerda elegir productos con certificados sostenibles. Existen sellos que certifican que el producto es ecológico.

Ver más: Diferencias entre alimentos ecológicos y alimentos transgénicos

4. Comprar a granel

Cada vez más tiendas venden los productos al peso. La compra a granel tiene numerosas ventajas. En primer lugar, no se generan residuos de bolsas y envases.

Por otro lado, se puede calcular mejor la cantidad que se va a consumir.Así, no desperdiciaremos los alimentos y es posible comprar pequeñas cantidades.

Indudablemente, es una buena alternativa a los productos que vienen excesivamente empaquetados.

5. Comprar solo lo necesario

Actualmente, según Naciones Unidas, cada año se desperdician 1 300 millones de toneladas de alimentos. Para evitar un excesivo desperdicio de alimentos debemos ser conscientes de lo que realmente consumimos.

Para ello, antes de ir a la compra:

  • lleva un lista con lo que necesites;
  • no te dejes influir por publicidades agresivas;
  • da prioridad a los productos con fecha de caducidad más próxima o congelarlos para alargar su caducidad.

6. Evitar las bolsas y envases de plástico

Lo mejor es llevar las bolsas de casa. Además, las bolsas que utilicemos deben ser biodegradables. Otra opción es utilizar un carro, en el caso de compras grandes.

Hay que evitar los envases que contaminen. Una buena alternativa son los envases de vidrio que son reutilizables. Además, si compramos grandes cantidades de una vez, reduciremos el número de envases.

Ver más: 7 consejos para reducir el consumo de plásticos en tu hogar

7. Usar aplicaciones de móvil ecológicas

Existen distintas aplicaciones que nos proporcionan información sobre el producto, la empresa y los impactos ambientales. Su uso es muy sencillo, basta con escanear el código de barras del producto.

8. ¿Dónde comprar?

Actualmente, existen numerosas tiendas especializadas en productos ecológicos y naturales. Además, podemos buscar el mercado o la cooperativa ecológicos más cercanos.  Otra buena opción es comprar a los agricultores directamente.

9. ¿Qué alimentos componen una cesta de la compra ecológica?

La cesta de la compra ecológica puede contener diferentes alimentos. Esto dependerá de los gustos alimenticios de cada persona. Además, influyen otros factores como las posibilidades existentes en el mercado en esa temporada y ese lugar.

Los alimentos más usuales en una cesta de la compra ecológica son:

  • frutas de temporada;
  • verduras de temporada;
  • legumbres;
  • carnes ecológicas;
  • huevos ecológicos;
  • cereales; y
  • productos complementarios como aceite, semillas, especias o salsas.

Estos alimentos se cultivan en nuestro país y son económicos. Además, pasan por una serie de controles que certifican su calidad.

En resumen, debemos ser conscientes de lo que consumimos. Si tenemos en cuenta estos consejos podremos realizar una compra ecológica respetando el medioambiente. Además, son productos más saludables.

Fuentes consultadas:

Ecological. (2018). Sector Ecológico en España 2018. Informe.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Fuente: Ecotrendies
Asuntos Verdes