En pruebas de laboratorio, el agua de la Flor Jamaica mató el doble de bacterias que el cloro y hasta cinco veces más que el desinfectante comercial. La hibiscus