15 síntomas de anemia que nunca debes ignorar

La anemia es el trastorno sanguíneo más común del mundo. Afecta a más de 1.600 millones de personas. Por eso es fundamental saber cómo identificar los síntomas. Si bien cualquiera puede desarrollar anemia, es más común en niños pequeños. También puede afectar a algunos animales, incluidos perros y gatos.

Hay más de 400 tipos de anemia. Sin embargo, un paciente con anemia siempre tendrá un número anormalmente bajo de glóbulos rojos que circulan por su cuerpo. En muchos casos, el paciente tendrá una afección que hace que su cuerpo descomponga los glóbulos rojos a un ritmo anormalmente rápido o que afecte la capacidad de su cuerpo para producir nuevos glóbulos rojos.

LOS SÍNTOMAS DE ANEMIA CAEN EN TRES CATEGORÍAS

Los diferentes tipos de anemia se dividen en tres grandes categorías:

-Causada por la pérdida de sangre

-Causada por la destrucción de los glóbulos rojos.

-Causada por una producción defectuosa de glóbulos rojos.

La pérdida de sangre puede ser crónica o aguda. Las condiciones que pueden causar pérdida crónica de sangre incluyen úlceras estomacales y algunos tipos de cáncer. La pérdida de sangre aguda puede surgir de una lesión o cirugía.

Los glóbulos rojos generalmente tienen una vida útil de alrededor de cuatro meses, pero algunas afecciones pueden destruirlos antes de que alcancen esa edad. Un ejemplo es la anemia hemolítica autoinmune, en la cual el sistema inmunitario del cuerpo ataca y destruye los glóbulos rojos.

También hay una variedad de trastornos que hacen que el cuerpo produzca muy pocas células sanguíneas o células sanguíneas anormales. Los ejemplos incluyen anemia falciforme y leucemia.

La anemia tiene una multitud de síntomas. Algunos, como la falta de energía, ocurren con cualquier variación de la enfermedad. Otros síntomas de anemia se observan solo en ciertos tipos de la afección. Por ejemplo, un paciente con anemia hemolítica puede tener orina anormalmente oscura.

15 SÍNTOMAS DE ANEMIA QUE NUNCA DEBES IGNORAR

1. FALTA DE ENERGÍA

La fatiga o falta de energía es el síntoma más común de anemia y ocurre en todos los tipos. Los glóbulos rojos tienen un trabajo importante en el transporte de oxígeno por todo el cuerpo. Si los glóbulos rojos son deficientes, también habrá una deficiencia de oxígeno en el cuerpo del paciente para que se sienta constantemente cansado. La fatiga crónica tiene muchas causas, como estrés, falta de sueño u otras enfermedades. Sin embargo, si ninguno de estos aplica, probablemente sea hora de llamar al médico.

2. DURACIÓN DE LA RESPIRACIÓN

La falta de aliento también es uno de los síntomas más comunes. Un paciente con anemia a menudo se sentirá sin aliento incluso después de un esfuerzo tan leve como subir un tramo de escaleras. Al igual que con la fatiga crónica, el paciente no tiene suficientes glóbulos rojos sanos para transportar el oxígeno que su cuerpo necesita. En algunos casos, los mareos y el aturdimiento acompañarán las dificultades respiratorias del paciente.

3. PIEL PÁLIDA

La piel inusualmente pálida es otro de los síntomas a tener en cuenta. La falta de células sanguíneas y la disminución resultante en la circulación también hará que las encías y la lengua estén más pálidas de lo habitual. Los párpados tienen membranas mucosas cubiertas de vasos sanguíneos. Si estos se ven inusualmente pálidos, también podrían indicar anemia.

4. DOLOR DE CABEZA

Hay muchas cosas que pueden causar dolores de cabeza, por lo que un problema por sí solo puede no indicar anemia. Por otro lado, si el paciente tiene algunos de los otros síntomas más una susceptibilidad a los dolores de cabeza, debe consultar a su médico. En la anemia, los dolores de cabeza indican que el cuerpo no está recibiendo suficiente oxígeno o sangre. Esto es especialmente cierto si los problemas van acompañados de mareos o sensación de desmayo. Los dolores de cabeza frecuentes pueden indicar anemia por deficiencia de hierro, que es el tipo más común de anemia.

5. ICTERICIA

La ictericia es uno de los síntomas de anemia que se observa principalmente en ciertos tipos de anemia. En la ictericia, la piel y los ojos del paciente adquieren un tinte amarillento. El color es causado por una acumulación de un material de desecho llamado bilirrubina. La ictericia es particularmente común en la anemia hemolítica, que hace que el cuerpo destruya la sangre roja más rápido de lo que puede producir otras nuevas. La destrucción de las células sanguíneas provoca la producción de una cantidad anormalmente alta de bilirrubina. La ictericia también puede ocurrir en la anemia falciforme.

6. PÉRDIDA DE CABELLO

La pérdida de cabello puede ser uno de los síntomas, por deficiencia de hierro. La hemoglobina en los glóbulos rojos estimula el crecimiento del cabello, por lo que la falta de hemoglobina hará que el cabello se caiga. También hará que el cabello restante se vuelva más delgado y más débil.

En 2006, el «Journal of the American Academy of Dermatology» publicó una descripción general de varios estudios que investigaron los posibles vínculos entre la anemia por deficiencia de hierro y los diferentes tipos de pérdida de cabello. Si bien los investigadores notaron que los estudios produjeron resultados mixtos, también comentaron que su hospital, la Clínica Cleveland, siempre examinó a los pacientes con pérdida de cabello por deficiencia de hierro.

7. SÍNDROME DE PIERNA INQUIETA

El síndrome de piernas inquietas (RLS) es a menudo uno de los síntomas por deficiencia de hierro. La condición se caracteriza por sensaciones desagradables como picazón o palpitaciones en las piernas acompañadas de una compulsión de moverlas. Los pacientes generalmente experimentan los sentimientos y las convulsiones por la noche, y la intensidad de los síntomas depende de la gravedad de la anemia del paciente.

En 2016, la revista científica «Neurología» publicó una descripción general que describía las causas del síndrome de piernas inquietas, que pueden ser primarias o secundarias. El RLS primario ocurre por sí mismo, mientras que el RLS secundario es sintomático de ciertas afecciones, como la anemia por deficiencia de hierro. Los científicos informaron que RLS ocurre en 25 a 35 por ciento de los pacientes con anemia por deficiencia de hierro.

8. EXTREMIDADES DOLORIDAS E INFLAMADAS

La hinchazón dolorosa de los pies y las manos es uno de los síntomas de anemia que se observa en la anemia falciforme, que es el trastorno sanguíneo hereditario más común. La afección afecta de 70,000 a 100,000 personas solo en los Estados Unidos. Es particularmente común en los afroamericanos y afecta a alrededor del ocho por ciento de ellos.

La anemia falciforme es una afección congénita en la que los glóbulos rojos tienen forma de hoz y son rígidos. Las células sanguíneas anormales pueden quedar atrapadas en los vasos y el bloqueo resultante causa dolor e hinchazón en las manos y los pies.

9. DOLOR DE PECHO

El dolor en el pecho también puede ser un síntoma. La falta de glóbulos rojos saludables significa que el corazón tiene que trabajar mucho más para enviar nutrientes a todo el cuerpo. Tampoco obtiene el oxígeno que necesita para funcionar. En consecuencia, un paciente con anemia experimentará dolor y una sensación de opresión en el pecho. La anemia también puede hacer que el corazón desarrolle un ritmo anormal, ya que trabaja duro para que la sangre circule.

10. CONFUSIÓN

La confusión es uno de los síntomas de anemia que se observa en la anemia por deficiencia de vitaminas, que es causada por la falta de vitamina B9 (ácido fólico), vitamina C o vitamina B12. Esa deficiencia, a su vez, puede ser causada por una dieta deficiente o la incapacidad del cuerpo para absorber los nutrientes. La anemia perniciosa, que se observa principalmente en personas mayores de 60 años, es un ejemplo del último problema. El cuerpo del paciente no puede absorber la vitamina B12 necesaria para producir glóbulos rojos sanos. La vitamina B12 también es necesaria para un sistema nervioso saludable, por lo que la anemia perniciosa puede causar síntomas como una capacidad deteriorada para concentrarse o recordar.

11. ENTUMECIMIENTO DE LAS EXTREMIDADES

Cuando el cuerpo tiene poca sangre, priorizará el envío de la sangre disponible a los órganos vitales. En consecuencia, menos sangre irá a las manos, pies, piernas y brazos. El entumecimiento de las extremidades es, por lo tanto, uno de los síntomas de anemia a tener en cuenta.

12. PERÍODO MENSTRUAL ANORMALMENTE LARGO O PESADO

Los crecimientos llamados fibromas uterinos pueden causar que las mujeres tengan períodos inusualmente pesados. Dichos períodos hacen que una mujer pierda más sangre de la que su cuerpo puede reemplazar. Los fibromas uterinos también hacen que el período de una mujer dure atípicamente, por lo que pierde aún más sangre. Si el período de una mujer dura más de una semana, o si necesita cambiar las toallas cada hora durante varias horas seguidas, debe llamar a su médico.

13. MANOS Y PIES FRÍOS

Como se mencionó anteriormente, si el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos, enviará la mayoría de ellos a los órganos vitales. Se enviarán relativamente pocos a los pies o las manos y, por lo tanto, se sentirán anormalmente fríos, incluso si el paciente está en algún lugar caliente.

14. PICA

Pica es el deseo compulsivo de comer cosas que no son comida, como hielo o arcilla. Es más común en pacientes con anemia por deficiencia de hierro, ya que la falta de hierro puede provocar antojos extraños.

15. SUSCEPTIBILIDAD A LAS INFECCIONES

Este síntoma es particularmente común en pacientes con anemia por deficiencia de hierro, ya que la falta de hierro afecta la capacidad de funcionamiento de su sistema inmunitario. En otros tipos de anemia, la falta de glóbulos rojos dificulta que el cuerpo envíe oxígeno al bazo, lo que filtra la sangre que viaja a través de las venas y, por lo tanto, previene la infección.

Por lo tanto, un paciente con anemia será menos capaz de resistir la infección y seguirá enfermo por más tiempo.

PENSAMIENTOS FINALES DE IDENTIFICAR LOS SÍNTOMAS DE ANEMIA

El tratamiento para la anemia dependerá del tipo y su causa. En algunos casos, la terapia será sencilla. Por ejemplo, un paciente con anemia por deficiencia de hierro necesitará tomar suplementos de hierro y posiblemente modificar su dieta. Otros pacientes pueden necesitar tratamientos más complicados como las transfusiones. Si alguna otra condición causa síntomas de anemia, el médico tratará esa condición.

Artículo en inglés

Compártelo en tus redes

Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Fuente: EcoPortal

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Síguenos en Facebook